Catamayo, Parroquia San José, Loja, Ecuador

Nuestras mujeres

Nuestras mujeres, NO ESTÁN: en nuestro entorno para golpearlas, ni maltratadas, ellas están para amarlas…

Si no las quieres contigo sólo hazte a un ladito, alguien más estará esperando disfrutar de su sonrisa, de su belleza, alguien más estará esperando borrar esa marchitez de su rostro y hacerla relucir de felicidad. Sus ojitos brillantes, sus ojitos hablantines….